14.1.08

Un caso Steampunk: la nueva guía de Sierra Nevada de John Muir Laws


Ya esta un poco pasado de moda el concepto de Steampunk, uno de los Conceptos Orientadores de Futuratronics, sin embargo me sigue fascinando.

Más sencillamente el Steampunk es una rama de la ficción (ciencia ficción, fantasía, o porque no simplemente ficción) que se imagina un mundo con una mezcla de tecnologías futuras y tecnologías de la era victoriana. Conviven, por ejemplo, pantallas inteligentes incorporadas al cuerpo con trenes de vapor.

Lo más interesante de este género, sin embargo, es usarlo como un lente para ver el mundo real – o por lo menos el que tienes delante de tus ojos. Verán muchas cosas steampunk en tu recorrido diario. Más si vives en lugares más abandonados por las bonanzas de la globalización. Por ejemplo, ver un transportándose en burro y hablando por teléfono celular podría ser una imagen steampunk.

Hoy leo esta nota maravillosa en The Los Angeles Times (vía BoingBoing) sobre un hombre llamado John Muir Laws que acaba de publicar un libro -- The Laws Field Guide to the Sierra Nevada-- que documenta 1.700 especies de plantas, animales e insectos de la región de la Sierra Nevada en 2.800 ilustraciones del autor que declara esta perpetuamente asombrado por el mundo y su belleza.


¿Por qué es steampunk esta noticia?

Imagínense que en esa era digital que un hombre se dedica años de su vida a meticulosamente a buscar y dibujar la variedad de vida que le rodea. La nota misma dice:

“Hay algo dulce y obsesivo, y maravillosamente del siglo 19 de todo el proyecto. La idea de un amateur solitario de 41 años (que vive en un departamento alquilado de $600 por mes) de dedica temporada tras temporada caminando por las montañas dibujando hongos y topos.”

Yo no lo practico pero me imagino que uno debe aprender mucho más (sobre la relación de si mismo con todo lo que esta afuera de si mismo) dibujando que sacando fotos. La relación de Laws con el ecosistema que el ama es mucho mas fuerte al haberlo dibujado –en toda su gloriosa variedad—que si simplemente lo hubiera fotografiado.

1 comentario:

Xerxes dijo...

Andrés, me siento identificado con tu artículo porque hace poco obtuve un libro de pájaros de Buenos Aires, y se me cruzó la idea de salir a estudiarlos y dibujarlos. Qué idea loca, no? Y sin embargo tan simple y natural como una caminata al sol.

Lo mío pasa, más que por un hobby, por una especie de terapia de desintoxicación. Me pregunto si se harán más populares en el futuro, cuando la generación del SMS se sature de los divanes?